27
PREVALENCIA DE OTITIS MEDIA CON EFUSIÓN EN NIÑOS
CON LABIO Y PALADAR HENDIDO
Alvear Calero Karina
1
*, Cabezas Córdova Laura
1
, Samaniego Andrade Diego
1,2
,
Vallejo Garzón Juan Carlos
1,2
Resumen
Introducción
La otitis media con efusión (OME) es un problema de alta prevalencia
en niños con labio y paladar hendido (LPH). El objetivo de este estudio
fue establecer la prevalencia de OME en niños menores de 1 año con
LPH.
Pacientes y métodos
Fue un estudio observacional y descriptivo en 19 pacientes menores de
1 año y de ambos sexos, valorados en el Hospital Metropolitano, desde
enero 2017 hasta noviembre 2019, evaluados mediante otoemisiones
acústicas y timpanometría. La presencia intraoperatoria de secreción
en oído medio estableció el diagnóstico de certeza de OME.
Resultados
Doce pacientes fueron varones (63%) y 7 mujeres (37%), 13 niños (68%)
tuvieron una edad ≤6 meses, mientras que 6 pacientes (32%) entre
6 meses y 1 año. Los 19 casos fueron diagnosticados clínicamente
de OME, a pesar de que el resultado de otoemisiones acústicas y
timpanometría no siempre la conrmaron. Con al menos 3 meses de
edad fueron sometidos a miringotomía + colocación de tubos de
ventilación. En los dos grupos de edad, todos presentaron moco en
oído medio conrmando OME, la prevalencia de los casos de menores
de 6 meses fue de 100%, IC de 95% (77-100); en los pacientes 6 meses a
1 año fue también de 100%, IC de 95% (60-100).
Conclusiones
La prevalencia de OME en niños menores de 1 año con LPH es 100%,
diagnóstico establecido por la presencia conrmada de secreción en
oído medio.
Revista Médica Vozandes
Volumen 31, Número 2, 2020
Palabras clave: Labio hendido, paladar hendido, otitis media con efusión, prevalencia
ESTUDIO DE COHORTE RETROSPECTIVA ARTÍCULO ORIGINAL
Forma de citar este artículo: Alvear Calero
K, Cabezas Córdova L, Samaniego Andrade
D, Vallejo Garzón J C. PREVALENCIA DE
OTITIS MEDIA CON EFUSIÓN EN NIÑOS
CON LABIO Y PALADAR HENDIDO. Rev
Med Vozandes. 2020; 31 (2): 27 - 32
1. Pontificia Universidad Católica del Ecuador. Facul-
tad de Medicina. Posgrado de Otorrinolaringología.
Quito – Ecuador.
2. Hospital Metropolitano. Médico del Servicio de
Otorrinolaringología. Quito – Ecuador.
ORCID ID:
Alvear Calero Karina
orcid.org/0000-0003-1727-350X
Cabezas Córdova Laura
orcid.org/0000-0002-6785-3118
Samaniego Andrade Diego
orcid.org/0000-0003-1044-9330
Vallejo Garzón Juan Carlos
orcid.org/0000-0002-5759-8395
*Corresponding author: Alvear Calero
Karina
E-mail: elikary_al@hotmail.com
Este artículo está bajo una
licencia de Creative Com-
mons de tipo Reconocimien-
to – No comercial – Sin obras
derivadas 4.0 International.
Received: 16 – Jun – 2020
Accepted: 26 – Sep – 2020
Publish: 01 – Oct – 2020
Article history
Conflict of interest: All authors declared that
there are no conicts of interest.
STROBE 2008 Check List statement: The
authors have real the STROBE 2008 Check List
and the manuscript was prepared and revised
according to the STROBE 2008 Checklist.
Recognitions
Winner 1 Place: Oral Presentation - Poster
Jornadas Médicas – Hospital Vozandes Quito -
HVQ SA. February 2020
Financial disclosure: The authors have no nan-
cial relationships relevant to this article to disclose.
Authors’ contribution: All the authors analyzed
and interpreted the data, drafted the article and criti-
cally revised the article. All the authors reviewed and
approved the nal manuscript.
DOI: 10.48018/rmv.v31.i2.4
28
Revista Médica Vozandes
Volumen 31, Número 2, 2020
PREVALENCIA DE OTITIS MEDIA CON EFUSIÓN EN NIÑOS
CON LABIO Y PALADAR HENDIDO
Alvear Calero K, et al.
Abstract
PREVALENCE OF OTITIS MEDIA WITH
EFFUSION IN CHILDREN WITH CLEFT
LIP AND PALATE
Keywords: Cleft lip, cleft
palate, otitis media with
effusion, prevalence.
Introducción
El labio y/o paladar hendido es una malformación congénita
y es la anomalía craneofacial más común en el recién nacido.
Puede presentarse sólo la sura labial o la hendidura palatina o
una combinación de ambas. Además, puede estar asociada
a otras anomalías como parte de una condición sindrómica
1
.
Según la OMS ocurre en aproximadamente 1 de cada 500-700
nacimientos
2
, con una mayor proporción en recién nacidos de
países de América Latina debido a la gran altitud sobre el nivel
del mar, ascendencia amerindia y estratos socioeconómicos
bajos asociados a esta región.
3
De acuerdo con las estadísticas
disponibles la incidencia de niños con labio y paladar hendido
(LPH) en nuestro país es de aproximadamente 4.6 por cada
mil nacimientos
4
. Estudios previos a nivel internacional informan
que los niños con esta condición presentan una
prevalencia del 60% al 85%
5,6
de otitis media con
efusión (OME), la misma que se dene como la
presencia de líquido en el oído medio sin signos o
síntomas de infección aguda de oído
6
.
En la génesis de la OME se han descrito factores
como el desarrollo anormal del músculo tensor y
elevador del velo del paladar que puede alterar
la apertura de la trompa de Eustaquio
7
. Algunas
de las anomalías craneofaciales que presentan
estos pacientes y que se asocian con una mayor
probabilidad del desarrollar OME son: aumento
del espacio nasofaríngeo, alteraciones de la
placa pterigoidea, una trompa de Eustaquio
Introduction
Otitis media with effusion (OME) is a highly prevalent problem in children with cleft lip and
palate (CLP). The objective of this study was to establish the prevalence of OME in children
with CLP younger than 1 year.
Patients and methods
Observational and descriptive study in 19 patients younger than 1 year of age and of both
genders, evaluated at the Hospital Metropolitano, from January 2017 to November 2019. The
results of otoacoustic emissions and tympanometry were taken into account. The intraoperative
presence of discharge in the middle ear established the certain diagnosis of OME.
Results
Twelve patients were men (63%) and 7 women (37%), 13 children (68%) were ≤6 months old, while
6 patients (32%) between 6 months and 1 year. All 19 cases were clinically diagnosed with OME,
although the results of acoustic otoemissions and tympanometry were not always conrmed. At
least 3 months old, they underwent myringotomy + placement of ventilation tubes. In the two
age groups, all presented mucus in the middle ear conrming OME, the prevalence of cases
of children under 6 months was 100%, 95% CI (77-100); in patients 6 months to 1 year it was also
100%, 95% CI (60-100).
Conclusions
The prevalence of OME in children younger than 1 year with CLP is 100%, a diagnosis established
by the conrmed presence of a discharge in the middle ear.
29
Revista Médica Vozandes
Volumen 31, Número 2, 2020
más corta, un ángulo más grande entre el tensor del velo del
paladar y la porción cartilaginosa de la trompa de Eustaquio,
así como una mayor densidad de las células, una proporción
menor del área de la lámina lateral y medial, menor curvatura
de la luz y menos elastina en dicha porción cartilaginosa de
la trompa de Eustaquio
8
. Hasta el 90% de niños con LPH sufren
OME antes de cumplir el primer año de edad
9
, consecuencia
de lo cual, el líquido persistente en el oído medio produce
una disminución de la movilidad de la membrana timpánica,
ocasionando un obstáculo para la conducción del sonido,
siendo ésta la causa de la hipoacusia, la que posteriormente
repercutirá en el desarrollo del lenguaje, rendimiento escolar y
afectación en la calidad de vida
6
.
La guía de práctica clínica del manejo de OME de la Academia
Americana de Otorrinolaringología publicada en el año 2016,
dene como pacientes de alto riesgo para desarrollar esta
enfermedad a niños con LPH, en este contexto, los autores de
esta guía, bajo el criterio de que la OME desencadenaría mayor
riesgo de problemas del habla, lenguaje o aprendizaje, sugieren
que a la par que se examina y se planica el tratamiento de su
problema de base, se realice una evaluación otológica para
descartar OME
6
.
Por lo tanto, se recomienda que se realicen pruebas otológicas
lo antes posible después del nacimiento para determinar si se
ha acumulado líquido en el oído medio
8
. Para la valoración
otológica de los niños con LPH se dispone de medios
diagnósticos como la otoscopía neumática que tiene una
sensibilidad del 94% y especicidad del 80%; la timpanometría
es a su vez una importante prueba con una sensibilidad 92%
y especicidad 67%. Los valores antes descritos para estos
exámenes se obtuvieron teniendo como estándar de oro a
la miringotomía para el diagnóstico de OME. En virtud de que
la pérdida auditiva promedio asociada a OME en niños es
de 28 dB, estas pruebas diagnósticas deben ser seguidas de
una evaluación objetiva de la audición
6
. Sin embargo, se han
encontrado pérdidas auditivas medias de 35.71 dB en niños
con labio leporino o paladar hendido
5
.
El objetivo de este estudio fue establecer la prevalencia de
OME en niños menores de 1 año con LPH, que se sometieron
a miringotomía y colocación de tubos de ventilación, como
parte del tratamiento quirúrgico integral de su problema.
Materiales y método
Se realizó un estudio observacional y descriptivo donde
se incluyeron pacientes de ambos sexos atendidos en el
programa “Clínica de Labio y Paladar Hendido” patrocinado
por la Fundación Metrofraternidad del Hospital Metropolitano
de Quito entre enero 2017 a noviembre 2019. Este estudio fue
aprobado por el Departamento de Enseñanza Médica de la
institución.
Los criterios de inclusión empleados fueron: pacientes menores
de 1 año de edad, con diagnóstico de LPH. Los criterios de
exclusión fueron edad mayor a 1 año y diagnóstico de otro tipo
de malformaciones craneofaciales.
De esta manera, se incluyeron 19 pacientes
menores de 1 año con diagnóstico de LPH
a los cuales se les realizó una valoración
clínica otorrinolaringológica y audiológica
mediante otoscopía, emisiones otoacústicas y
timpanometría, estableciéndose el diagnóstico
clínico de OME bilateral, en todos los casos. Se
tomaron en cuenta datos demográcos como
el sexo y la edad, resultados de las pruebas
diagnósticas y hallazgos durante su tratamiento
quirúrgico.
Diagnóstico de OME
Debido a la edad de nuestros pacientes y falta
de colaboración, fueron evaluados inicialmente
mediante otoscopía, identicando la pérdida
de transparencia, engrosamiento, cambio de
tono, abombamiento o niveles hidroaéreos en la
membrana timpánica como sospecha de OME
10
.
Posteriormente, fueron evaluados mediante
timpanometría que se infor según la
clasicación de Jerger
11
, seguido de la valoración
objetiva de una posible pérdida auditiva
mediante otoemisiones acústicas (OEA).
Se adoptó como estándar de oro la
timpanostomía o también conocida como
miringotomía para el diagnóstico denitivo de
OME
6
, registrando el resultado como presencia o
no de líquido en el oído medio.
Tratamiento
De acuerdo con el protocolo de manejo
de la Clínica de Labio y Paladar Hendido, la
queiloplastia se realiza al 3
er
mes de vida, ocasión
en la que también se ejecuta la inserción de
tubos de timpanostomía temporales tipo Shepard
Grommet. A los 12-18 meses de edad se realiza
la palatorraa, momento en el que, luego de la
timpanostomía, se colocan tubos permanentes
tipo “T”.
Se estableció el diagnóstico de OME bilateral
en los 19 pacientes, en virtud de lo cual se
indicó la miringotomía y colocación de tubos
de ventilación, procedimiento que se realizó en
la misma ocasión de la queiloplastia, es decir a
partir de los 3 meses de edad.
Las miringotomías fueron realizadas por el
especialista otorrinolaringólogo, se utilizó un
abordaje endoscópico, mediante una incisión
radial en el cuadrante anteroinferior de la
membrana timpánica, seguida de la aspiración
del contenido del oído medio y la posterior
colocación del tubo de ventilación temporal tipo
Shepard Grommet.
Aspectos éticos
Este estudio siguió las directrices para el reporte
de estudios observacionales (https://www.strobe-
ESTUDIO DE COHORTE RETROSPECTIVA ARTÍCULO ORIGINAL
statement.org)
12
, bajo la aprobación del Departamento de
Enseñanza e Investigación Médica del Hospital Metropolitano.
Análisis Estadístico
La recolección de datos se realizó mediante la revisión exhaustiva
del expediente clínico de cada paciente y la información se
registró en el formulario diseñado para el efecto, previamente
validado por un miembro del equipo. Las variables registradas
fueron edad, sexo, resultado de las otoemisiones acústicas, el
tipo de curva de la timpanometría y la presencia intraoperatoria
de líquido en el oído medio, esto último sirvió como criterio
diagnóstico de certeza de OME. El análisis estadístico fue
realizado con IBM SPSS software package versión 22.0 for
Windows (IBM, Armonk, NY, USA). Datos cuantitativos fueron
descritos como media y desviación estándar. Datos categóricos
fueron presentados como contajes y porcentajes.
Resultados
Fueron incluidos un total de 19 pacientes, de ellos, 12 fueron
varones (63%) y 7 mujeres (37%). La edad media fue de 5,94 meses
con una desviación estándar de 3,45. Debido a que muchos
pacientes de LPH atendidos en el Hospital Metropolitano son
valorados por primera ocasión después de cumplir 6 meses de
edad, probablemente debido a que es una institución privada
y por los bajos recursos de sus representantes, se decidieron
analizar los datos en 2 grupos de edad, donde se obtuvo que
13 pacientes fueron de 6 meses o menos (68%), mientras que 6
de ellos estuvieron entre 6 meses y 1 año (32%): tabla 1
De los pacientes menores de 6 meses, 8 casos (62%), registraron
ausencia de otoemisiones acústicas y todos ellos tuvieron una
curva tipo B en el timpanograma; los restantes 5 pacientes
(38%) presentaron otoemisiones acústicas presentes y todos
ellos tuvieron curvas tipo As en el timpanograma.
Entre los pacientes mayores a 6 meses, de los seis casos, 3
(50%), presentaron otoemisiones acústicas ausentes, todos con
curvas tipo B en el timpanograma; los restantes 3 casos (50%)
registraron otoemisiones acústicas ausentes y todos tuvieron
curvas tipo As en el timpanograma.
Como fue descrito en Material y Método, el universo de los
pacientes (mayores y menores de 6 meses), fueron sometidos a
miringotomía y colocación de tubos de ventilación temporales,
tipo Shepard-Grommet. En el grupo de los niños menores de
6 meses, en el 100% de ellos, tras la miringotomía se encontró
secreción mucoide, conrmando el diagnóstico de OME. Se
determinó una prevalencia del 100%, IC 95 % (77-100).
En todos los pacientes con edad entre 6 meses y 1 año (6 casos),
realizada la miringotomía, se encontró también secreción
mucoide en oído medio, conrmando así mismo el diagnóstico
de OME, siendo la prevalencia de 100% IC 95% (60-100).
Discusión
La OME es un trastorno relativamente frecuente en niños
pequeños debido a factores anátomo-siológicos propios
de la edad, cuya prevalencia según algunos
estudios es del 20% a los 2 años, manteniéndose
como un problema frecuente hasta los 7-8 años,
edad en la que puede estar presente en 3-8%
de los niños normales
9
. Este es un problema que
va decreciendo en importancia a la par que el
infante se desarrolla y la anatomía y función de
la trompa de Eustaquio se perfeccionan.
El LPH es un trastorno que compromete
directamente la ventilación del oído medio,
la falta de cierre del paladar blando altera
grandemente la función muscular de este y por
ende a la apertura y cierre normal de la trompa
de Eustaquio, hecho que ocasiona un décit
en su función. Por las razones descritas, los niños
portadores de esta malformación congénita
tienen una alta incidencia de OME.
De acuerdo con la evidencia, se indica la
valoración auditiva temprana de pacientes con
factores de riesgo para el desarrollo de OME entre
los cuales se encuentran las malformaciones
craneofaciales y LPH.
La otoscopía es la técnica diagnóstica inicial
más importante, que puede revelar pérdida
de transparencia, engrosamiento, cambio de
tono, abombamiento o niveles hidroaéreos en
la membrana timpánica, incrementando la
sospecha diagnóstica de OME
10
, en la totalidad de
participantes de nuestro estudio se observó cambios
en la membrana timpánica sugestivos de OME.
Estos hallazgos requieren una valoración objetiva
por timpanometría para conrmar efusión
en el oído medio. Watters W, et al evaluaron
por timpanometría a 501 niños sometidos a
miringotomía por un posible derrame de oído
medio, encontrando que el timpanograma tipo
B tenía una sensibilidad del 91% para detectar la
efusión del oído medio y una especicidad del
79%, con un VPP del 76% y un VPN del 71%. Por
otro lado, el timpanograma tipo A tenía el 99%
de especicidad, para detectar un oído seco
o sano y una baja sensibilidad del 34%
11
. El 62
% de nuestros pacientes menores de 6 meses
registraron un timpanograma tipo B, en tanto
que el 38% presentaron curvas tipo As en el
timpanograma; mientras los pacientes mayores
a 6 meses el 50% presentó curvas tipo B en el
timpanograma y el 50% restante curvas tipo As.
A la par se requiere la evaluación objetiva de una
posible pérdida auditiva mediante otoemisiones
acústicas (OEA), que cuentan con una sensibilidad
del 66,7% y una especicidad del 98,8% en el
diagnóstico de hipoacusia. Su VPP y VPN es
del 33.3% y 99.7%
13
, el total de participantes de
nuestro estudio fueron evaluados mediante OEA,
cuyos hallazgos los hemos detallado en la sección
resultados.
30
Revista Médica Vozandes
Volumen 31, Número 2, 2020
PREVALENCIA DE OTITIS MEDIA CON EFUSIÓN EN NIÑOS
CON LABIO Y PALADAR HENDIDO
Alvear Calero K, et al.
31
Revista Médica Vozandes
Volumen 31, Número 2, 2020
Tracy Flynn, et al. al estudiar a 22 niños con labio y paladar
hendido unilateral, demostraron una prevalencia del 74.7%
de OME, siendo signicativa a los 1, 1.5, 3 y 5 años de edad
(p<0.001)
5
. No se encontraron estudios que indiquen la
prevalencia exacta de OME en niños menores de 1 año, lo
cual motivó la realización de nuestro estudio, sin embargo,
Ponduri, et al. indicaron que aproximadamente el 90% de niños
con sura palatina sufren OME antes del primer año de edad
14
.
Ante lo cual en el presente trabajo se obtuvo la conrmación
diagnóstica de OME por el hallazgo de secreción mucoide
en oído medio, estableciéndose una prevalencia de OME, en
menores de 6 meses, de 100% con un IC de 95% (77-100); en
niños entre 6 meses y 1 año de edad se observó también una
prevalencia del 100% con un IC de 95% (60-100): tabla 1.
Tabla 1. Resultados de la evaluación audiológica y miringo-
tomía en menores de 1 año con LPH*. Hospital Metropolita-
no, 2019
Característica ≤ 6 meses
n=13
6 -12 meses
n=6
Edad (meses) ± SD Media 5,94 SD 3,45
Género
Masculino n=12 (63%) 10 2
Femenino n=7 (37%) 3 4
Otoemisiones Acústicas
Pasa n=8 (42%) 5 3
No pasa n=11 (58%) 8 3
Timpanograma
As n=8 (48%) 5 3
B n=11 (58%) 8 3
Aspiración de moco
n= 19 (100%)
13 6
Prevalencia 100% IC 95%
(77% - 100%)
100 % IC 95%
(60%- 100%)
* LPH: Labio y paladar hendido
Fuente: Elaborado por los autores
En nuestro estudio, los resultados de otoemisiones acústicas e
impedanciometría no siempre fueron conclusivos para OME, lo
cual coincide con Lee, et al. que evaluaron a 51 niños con
esta malformación congénita mediante impedanciometría
y miringotomía, para conrmar la presencia o ausencia de
derrame del oído medio, en donde concluyeron que la
impedanciometría estaba en desacuerdo con los hallazgos
durante la miringotomía (kappa= - 0.143)
15
.
La miringotomía con inserción de tubos de ventilación temprana,
es la conducta estándar en niños con LPH, con la que se ha
observado objetivamente una mejoría de los niveles auditivos
y un benecio en el desarrollo del lenguaje
16
. Al momento
no existe un consenso de la edad a la que debe realizarse el
procedimiento en estos pacientes, en relación con este tema,
la mayoría de los estudios disponibles carecen de evidencia
suciente para indicarlo terapéutica o prolácticamente, para
realizarlo antes, junto con la palatorraa, o después de esta.
17
El estudio realizado por Fitzsimons, et al, sobre el
manejo de otitis media con inserción temprana
de tubos de ventilación, realizado en 8269
pacientes indicó que en el 33.2% de estos se
realizó miringotomía + colocación de tubos
de ventilación durante la reparación de la
hendidura primaria, siendo el rango de edad
más común para este procedimiento entre 6
y 12 meses, sin embargo en este estudio no se
describen los hallazgos intraoperatorios durante
la miringotomía, ni los resultados a largo plazo
en el grupo investigado
18
, dicho estudio cuenta
con una metodología similar a la utilizada en
un estudio realizado en nuestro país en donde
se evaluó a 48 niños con LPH, sometidos a
miringotomía + inserción de tubos de ventilación,
procedimiento que se realizó al tiempo de la
palatoplastia (antes del primer año de vida), y se
conrmó OME en el 73% de los pacientes
19
.
Sin embargo, en la población de nuestro estudio
la evaluación temprana ante el riesgo de OME,
permitió la conrmación diagnóstica mediante
miringotomía y aspiración de liquido del oído
medio, con la posterior colocación de tubos de
ventilación en el 100% de nuestros pacientes, lo
cual se realizó desde los 3 meses de edad en
el mismo tiempo quirúrgico de la queiloplastia,
representando entonces un aporte a la evidencia
más temprana de intervención y manejo de OME
en nuestro medio.
En este estudio, la prevalencia de OME es de
100%, es decir que la totalidad de los niños con
LPH padecieron enfermedad en el oído medio.
En contraste con los estudios descritos antes,
en los que se registran prevalencias de 70-
90%
5,15,18
nuestros hallazgos podrían explicarse
considerando que en estos trabajos se estudian
a niños que ya fueron sometidos a la cirugía
correctiva de la malformación, o que tenían
mayor edad a los de nuestro estudio, al momento
de la valoración otológica.
Concluimos que la prevalencia de otitis media
con efusión en niños con LPH menores de 1 año
es del 100%, conrmada por la aspiración de
contenido líquido del oído medio, en virtud de
lo mencionado, recomendamos una valoración
otológica detallada y miringotomía más
colocación de tubos de ventilación temprana
en los pacientes que están bajo tratamiento
para la corrección de esta anomalía congénita.
Finalmente, en razón de que el tamaño de la
muestra de este estudio es pequeño, es necesario
aumentar el número de casos para otorgar
mayor consistencia a las conclusiones descritas.
ESTUDIO DE COHORTE RETROSPECTIVA ARTÍCULO ORIGINAL
32
Revista Médica Vozandes
Volumen 31, Número 2, 2020
PREVALENCIA DE OTITIS MEDIA CON EFUSIÓN EN NIÑOS
CON LABIO Y PALADAR HENDIDO
Alvear Calero K, et al.
Referencias
1. CDC. Birth Defects: Facts about Cleft Lip and
Cleft Palate [Internet]. Atlanta: Centers for
Disease Control and Prevention; 2000 [actua-
lizado 5 Dic 2019; acceso en 20 Jul 2020] Dis-
ponible en: https://www.cdc.gov/ncbddd/
birthdefects/cleftlip.html#:~:text=About%20
1%20in%20every%201%2C600,palate%20
in%20the%20United%20States.
2. WHO. International Collaborative Research
on Craniofacial Anomalies [Internet]. Gene-
va: World Health Organization; 2000 [actua-
lizado Ene 2007; acceso en 20 Jul 2020] Dis-
ponible en: https://www.who.int/genomics/
anomalies/en/
3. Vieira-Machado CD, de Carvalho FM, San-
tana da Silva LC, dos Santos SE, Martins C,
Poletta FA, et al. Analysis of the genetic an-
cestry of patients with oral clefts from South
American admixed populations. Eur J Oral Sci
2016; 1–6
4. Chuquimarca B. Ortiz J. Estudio de incidencia
en pacientes neonatos con labio surado y
paladar hendido e indicadores de riesgo
materno, en el hospital gineco-obstétrico
Isidro Ayora de la ciudad de Quito, en el
periodo 2010-2015 [monografía en internet].
Quito: Universidad Central del Ecuador; 2015
2000 [acceso en 25 Nov 2019] Disponible
en: http://www.dspace.uce.edu.ec/handle
/25000/5385
5. Flynn T, Möller C, Jönsson R, Lohmander A. The
high prevalence of otitis media with effusion
in children with cleft lip and palate as com-
pared to children without clefts. Int J Pediatr
Otorhinolaryngol. 2009;73(10):1441-1446
6. Rosenfeld RM, Shin JJ, Schwartz SR, Cogg-
ins R, Gagnon L, Hackell JM, et al. Clinical
Practice Guideline: Otitis Media with Effu-
sion (Update). Otolaryngol Head Neck Surg.
2016;154(1):1-41.
7. Takasaki K, Sando I, Balaban CD, Ishijima K.
Postnatal development of Eustachian tube
cartilage. A study of normal and cleft pa-
late cases. Int J Pediatr Otorhinolaryngol.
2000;52(1): 31-36.
8. Kemaloglu YK, Kobayashi T, Nakajima T.
Analysis of the craniofacial skeleton in cleft
children with otitis media with effusion. Int J
Pediatr Otorhinolaryngol. 1999;47(1):57-69.
9. Chin-Lung K, An-Suey S, Tympanostomy Tube
Placement for Otitis Media with Effusion in
Children with Cleft Lip and Palate. In: Chin-
Lung K, An-Suey S. Designing Strategies for
Cleft Lip and Palate Care. Taipei: Mazen Ah-
mad Almasri; 2017. 97-119
10. Núñez-Batalla F, Jáudenes-Casaubón C,
Sequí-Canet JM, Vivanco -Allende A, Zubica-
ray-Ugarteche J, Diagnóstico y tratamiento
de la otitis media secretora infantil: recomen-
daciones CODEPEH. Acta Otorrinolaringoló-
gica Española. 2019; 70(1):36-46.
11. Watters GW, Jones JE, Freeland AP. The pre-
dictive value of tympanometry in the diag-
nosis of middle ear effusion. Clin Otolaryngol
Allied Sci. 1997;22(4): 343-345
12. Von Elm E et al. Declaración de la Iniciativa
STROBE (Strengthening the Reporting of Ob-
servational studies in Epidemiology): directri-
ces para la comunicación de estudios obser-
vacionales. Gac Sanit. 2008;22(2):144-50.
13. Youse J, Ajalloueyan M, Amirsalari S, Has-
sanali Fard M. The specicity and sensitivity
of transient otoacustic emission in neonatal
hearing screening compared with diagnostic
test of auditory brain stem response in Tehran
hospitals. Iran J Pediatr. 2013; 23(2):199-204
14. Ponduri S, Bradley R, Ellis PE, Brookes ST, Sandy
JR, Ness AR. The management of otitis me-
dia with early routine insertion of grommets
in children with cleft palate: a systematic re-
view. Cleft Palate Craniofac J. 2009; 46(1):30-
38.
15. Lee DH, Yeo SW. Clinical diagnostic accu-
racy of otitis media with effusion in children,
and signicance of myringotomy: diag-
nostic or therapeutic?. J Korean Med Sci.
2004;19(5):739-743.
16. Takata GS, Chan LS, Morphew T, Mangione-
Smith R, Morton SC, Shekelle P. Evidence
assessment of the accuracy of methods of
diagnosing middle ear effusion in children
with otitis media with effusion. Pediatrics.
2003; 112(6-1):1379-1387.
17. Shekelle P, Takata GS, Chan LS, Mangione-
Smith R, Corley PM, Morphew T, et al. Diag-
nosis, Natural History, and Late Effects of Otitis
Media with Effusion: Summary. Evid Rep Tech-
nol Assess. 2002; (55):1-5.
18. Fitzsimons KJ, Copley LP, van der Meulen
JH, Panagamuwa C, Deacon SA. Grommet
Surgery in Children With Orofacial Clefts in
England. Cleft Palate Craniofac J. 2017;
54(1):80-89
19. Silva M, Vallejo J, Tubos de Timpanostomía en
Niños Fisurados: Evolución de la Patología de
Oído Medio, de los Trastornos Auditivos y del
Lenguaje: Resultados Preliminares. In: Socie-
dad de ORL y Cirugía De Cabeza y Cuello
del Austro. Proceedings of the XI Congreso
Ecuatoriano de ORL y Cirugía de Cabeza y
Cuello; 2010 Oct 13-16. Cuenca.